Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

06/06/2018

El bertsolarismo declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial

Así lo ha hecho público la consejera de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra Ana Herrera. El próximo 20 de junio se celebrará un acto en el Museo de Navarra a razón de esta declaración.

El bertsolarismo ha sido declarado Bien de Interes Cultural, en su categoría de patrimonio inmaterial, por el Gobierno de Navarra en la sesión de hoy. Así lo ha hecho público la consejera de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra Ana Herrera. El Ejecutivo destaca que el bertsolarismo es el repentismo más destacado y mejor conservado en Navarra. A su juicio, "la transmisión parece que está garantizada por las acciones implantadas hasta la fecha a través de las escuelas, y está ligada a la evolución de la propia lengua y a la evolución de su uso y presencia en la sociedad".

El próximo 20 de junio se realizará un acto público para presentar la declaración y difundir las particularidades de este nuevo bien de interés cultural. La cita será a las 18:00 en el Museo de Navarra, y, además de representantes del Gobierno, reunirá a Gontzal Agote, miembro de Nafarroako Bertsozale Elkartea; Julio Soto, campeón actual de bertsolarismo en Navarra; y Alfredo Asiáin, representante de la Cátedra de Patrimonio Inmaterial de la Universidad Pública de Navarra, que hablarán sobre las historia, trayectoria, situación actual y características propias del bertsolarismo en su dimensión de bien cultural inmaterial. El acto concluirá con un recital de bertsos.

La solicitud para esta declaración fue presentada por la asociación Nafarroako Bertsozale Elkartea, entidad que agrupa a la mayor parte de agentes involucrados en los diferentes ámbitos del bertsolarismo navarro: bertsolaris, bertsozales, investigadores, divulgadores y organizadores.

En proceso desde el 2011
El 25 de marzo de 2011 el parlamento de Navarra pidió al Gobierno que comenzará con la tramitación para la declaración del bertsolarismo como bien de Interés Cultural, en su categoría de patrimonio inmaterial. La petición se realizó teniendo en cuenta la Ley Foral de Patrimonio Cultural de 2005.

Desde entonces el proceso se ha ido alargando en el tiempo. Después de que el proceso quedará suspendido por unos cuantos años, la asociación Nafarroako Bertsozale Elkartea lo reactivó en el año 2016 con el apoyo del Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra. La asociación solicitó la declaración a primeros de año, presentando un informe descriptivo. En dicho informe se analiza el marco de la tradición oral en Navarra, se efectúa un análisis descriptivo del bertsolarismo, se justifica su relevancia y singularidad, así como sus riesgos, la necesidad de su protección y las medidas de salvaguarda. El expediente se completó con un informe de Alfredo Asiain Ansorena, etnolinguista y director técnico del Archivo del Patrimonio Inmaterial Cultural de Navarra. Tras la tramitación el Gobierno de Navarra informó de su intención para que la declaración siguiera adelante, ya que el bertsolarismo cumplía todos los requisitos para ello.

Hasta la fecha, las manifestaciones que han sido declaradas BIC como patrimonio inmaterial de Navarra son cinco: el carnaval de Lantz (2009), el carnaval de Ituren y Zubieta (2009), el Tributo de las Tres Vacas (2011), los Bolantes de Luzaide-Valcarlos (2012) y el Paloteado de Cortes (2014).